El mar

13 Jul

Algo tiene el mar que favorece la sonrisa, alguno de los mejores momentos entre amigos los había tenido cuando por fin llegaban a levante, un viernes de verano tras varias horas de coche. Nada más aparcar se daban una carrera hasta la orilla y se zambullían. Entonces, con el cuerpo sumergido y la cabeza asomando fuera del agua, enseguida llegaba la risa.

“Quizá es que nos sentimos felices de volver al medio del que salimos hace millones de años, al fin y al cabo somos bolsas de agua de mar andantes, desplazadas tierra adentro”…él siempre en busca de un porqué.

Esa tarde de Julio de nuevo estaba en el Mediterráneo, con su mujer, enseñando a nadar a sus hijos. El día había sido agradable, algo caluroso, pero en ese momento soplaba una ligera brisa que lo hacía llevadero, y de nuevo, como traído por el viento, le llegó otra vez ese golpe: la consciencia de la felicidad, así que procuró disfrutar de ese instante, quiso grabarlo y archivarlo en aquella carpeta secreta de su mente.

Sustituiría o se solaparía con otros: la forma en que lo despertaba su abuela de la siesta cuando era niño, haciéndole cosquillas, las conversaciones escuchadas a sus padres durante los largos viajes, kilómetros que le abrían el mundo de “los mayores”. La nuca de aquella niña que le gustaba, y que se sentaba delante de él en la clase de 5º. Tantos momentos de respiración acelerada y sudor justo después de hacer el amor, en mil lugares distintos. O el momento en que supo que había aprobado la última asignatura de la carrera. Todos eran recuerdos fantásticos, pero esta última imagen de su hija en manguitos emocionada, riendo y cerrando los ojos para evitar sus propias salpicaduras, mientras trataba de llegar a sus brazos, le pareció la definitiva.

Nunca se sabe cómo van a acabar las cosas, pero a aquella carpeta la había nombrado inequívocamente: “mi último pensamiento antes de morir”, ojalá pudiera elegirlo, y que ningún dolor o sobresalto se lo quitase.

20120714-003337.jpg

Anuncios

2 comentarios to “El mar”

  1. alberto 13 de julio de 2012 a 10:39 PM #

    Le vas pillando el tranquillo al tema, ya te salen como churros, ggggggggggggg. Y muy bien ;)

    • long life to ed polish 13 de julio de 2012 a 10:51 PM #

      ¡Muchas gracias primo!, son los viajes en el metro, me dan tiempo a esto, seguro que te ocurre lo mismo, mientras corres por las colinas bercianas, escuchando esa música del averno :-P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: