La onza viajera

22 Jul

Como todos los elementos de átomos más pesados que los del hierro, esta onza de oro se formó en la explosión de una supernova. En concreto la roca de la que formaba parte viajó por el espacio hasta caer como un meteorito sobre la tierra cuando su corteza ya se había enfriado, porque todo el oro que previamente hubiera en el planeta acabó, por su densidad, sumergiéndose en el núcleo.

Así que allí se quedó, incrustada, unos 4.000 millones de años.

Luego la lluvia y el hielo la arrancaron de la montaña, y se sedimentó en la llanura, entre arcillas.

Los plegamientos convirtieron con el tiempo la llanura de nuevo en cerro, y mucho más tarde llegaron al fin los romanos. Los muy brutos provocaron la ruina de las colinas con corrientes de agua, y aquí comienza la parte más interesante: después de eones de aburrimiento un esclavo recogió a nuestra onza en su cedazo.

…y con ella se acuño una moneda con el busto de Augusto
…que formo parte del pago al contratista que construía la Vía de Cauca a Pallantia
…quien decidió fundirla junto con otras áureas para hacer el brazalete que dio a su novia como regalo de boda
…brazalete cuyos nietos heredaron y vendieron a un viejo legionario, a cambio del lote de tierra en la Lusitania que le correspondía por haberse licenciado
…y que éste acabó perdiendo jugando a las tabas en una taberna de Emerita, frente al propio tabernero
…cuyos hijos acabaron enterrando el brazalete ante la llegada de gentes del norte que no hablaban latín y que venían saqueándolo todo desde más allá de la Galia
…y así estuvo este oro, escondido bajo tierra como en Las Médulas, pero esta vez solo por mil años, pues un labrador que araba la sacó a la luz, y ese día él y su mujer se pusieron tan felices, que mataron un cochinillo para celebrar una gloriosa cena, a pesar de ser Viernes de Cuaresma
…pero el vecino, un morisco recién converso con ganas de hacer méritos frente a la inquisición, los denunció, tras ver los huesos del festín en la basura, y el brazalete terminó en manos de la curia, como pago de la inevitable multa
…y como los corsarios habían apresado la flota de indias aquel año, el oro vino muy bien para completar el relicario destinado a guardar las tetas de santa Águeda
…pero después de un par de siglos llegaron los franceses, y arramplaron con la iglesia y todo su contenido, una ruina: por un lado la mojama de las tetas se las dieron a los cerdos -aunque la pérdida dicen que no fue irreversible, pues había otros veintitrés pares por toda la cristiandad- y por otro el relicario lo despiezaron
…así fue como nuestra onza acabó en el taller de ese dentista, y en la muela del Ministro O’Donnell
…cuyo mayordomo sustrajo armado de tenazas años después, estando el cuerpo del ilustre hombre ya amortajado y el velatorio a punto de empezar, para poder saldar una deuda contraída con una prostituta que le permitía gozar a cuenta, y que con ella pagó el alquiler de medio año de la buhardilla en la que vivía
…pero la casera fundió la muela en un sello para dárselo a su nieto el día de su primera comunión
…sello que él guardó hasta su muerte, el 18 de Julio de 1936, heredándolo su sobrina
…y como de Madrid no se podía salir más que hacia Levante, ella acabó refugiada en Alcoy, teniendo que cambiar el anillo por un pernil de cerdo para que sus cinco hijos comieran algo distinto al pan negro aquella Navidad de 1938
…pero el paisano que les había vendido el jamón fue fusilado por republicano, y el sello, previamente agrandado por un orfebre a encargo del paisano, acabó en el dedo de un falangista del pelotón que lo asesinó
…al que tres años más tarde le volaron la cabeza en el Sitio de Leningrado, menos mal que en ese momento estaba cerca su camarada José para recuperar sus botas y el sello, y volver con ellos a España
…porque el destino último de esa onza leonesa, desde que salió expulsada de su supernova, era pagar una infinitésima parte de la deuda española de 2012, para poder acabar placenteramente jubilada tomando el sol en su merecido retiro de Bahamas, colgada al cuello de un individuo inglés, miembro anónimo de ese ente que hemos bautizado como “Los Mercados”

20120723-015906.jpg

Anuncios

2 comentarios to “La onza viajera”

  1. alberto 24 de julio de 2012 a 5:29 PM #

    Ironías de la vida, yo siempre digo que si enseñas en carnet en Italia, demostrando que eres leonés, te tenían que hacer descuento en todas las visitas… gggggggggggg
    PD: Mañana va mi hermana pequeña con el novio a ver Las Médulas, ya les diré que echen un ojo por si acaso…

    • JJJ 27 de julio de 2012 a 4:06 PM #

      ja ja ja, pues nosotros a los peruanos no les hacemos muchos descuentos que digamos… :-P
      Un beso para Noe!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: