Apología de la prisa

13 Jun

Algo me dice que despierte, abro los ojos, son las 6AM y tengo que estar en Atocha a las 7: mierda, puse la alarma a las 5:30… pero para otro día. Menos mal…

La pobre @A también se levanta sobresaltada por mi culpa, me ayuda con el traje, un beso y hasta esta noche.

Salgo volando, llego en media hora: aún cuento con 10 minutos para desayunar en la estación.
Tres horas por delante. En el tren miro el paisaje, trabajo un rato, ensayo la charla que he de dar, escucho música, y leo: primero en el ordenador y luego en papel (aún llevo papel conmigo).

Llego, esquivo turistas. Hablo con el taxista (suelo hablar con los taxistas, incluso cuando vuelvo de madrugada con alguna copa encima). En el taxi me coloco la corbata, no la soporto, por eso no la anudo hasta el último momento. Veo los whatsapp, hay un montón.

Ya estamos. Hay tiempo, 15 minutos. Al pasar por una cristalera compruebo que la corbata quedó en su longitud justa. Hablo con @V, se va a Chile a trabajar; no le apetece, pero hay que encontrarle el lado bueno: ya son muchos meses en el varadero.

La charla bien. Un poco extraños estos chinos: muy jerárquicos, y muestran un equilibrio raro entre rudos y ceremoniosos; eso sí, van al grano: todas sus preguntas empiezan con cuánto (tiempo, dinero, personas), me recuerdan a los hombrecillos grises de Momo. No sé si un mundo liderado por ellos va a ser mejor que el presente, diría que no, a no ser que cambien.

Me vuelvo a Madrid. Valoro que si no viviésemos en esta ciudad no podría llevar una vida tan acelerada, crea adicción. Urbanita y termita suenan parecido. Llego justo a tiempo para la exposición de @M, me sorprende y me encanta. Allí hay otros compañeros, entre ellos @A, me dice que a veces lee este blog (de nuevo, me sorprende y me encanta), pero que últimamente escribo menos. Mal. Hay que mantenerlo, ¿por qué?… no lo sé.

Salgo rápido de la galería, he calculado que si me doy prisa llego a contar los cuentos de @I, ya me he perdido el baño y la cena, a los que no me gusta faltar. Este domingo cumple tres años. Yo creo que lo estamos haciendo bien: se la ve bastante feliz.
Es un amor. ¿Cómo será su vida a mi edad?

20130614-005731.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: