Paternalismo

10 Nov

El mensaje que apareció en la pantalla del cajero le dejó atónito: “hemos detectado que desde hace un año extrae usted más dinero del que ingresa; si lo desea, uno de nuestros asesores puede ayudarle a equilibrar sus cuentas, o facilitarle información sobre créditos personales avalados por el compromiso de donación de sus órganos en caso de fallecimiento”.

En la farmacia la báscula tampoco se anduvo con sutilezas, el papel que salió impreso rezaba: “su índice de masa corporal es de 30, le advertimos que esto le veta el acceso a la contratación de la mayoría de seguros médicos del mercado y devalúa la tasación de su hígado y de su corazón; solicite información en la clínica de adelgazamiento Lipofinisher, -20% hasta el 30 de noviembre”.

Al montar en el coche tuvo que convivir con el molesto pitido in crescente de la señal de cinturón de seguridad: lo llevaba puesto, pero el sensor se había estropeado hacía un par de días.

Una vez en el portal de casa, dentro del buzón, entre la publicidad encontró también el informe de certificación energética de su vivienda: el ministerio le conminaba a acometer una reforma integral con urgencia, hasta alcanzar al menos la calificación B. En caso contrario no podían garantizarle que, ante el racionamiento de combustibles de este invierno, su asignación energética fuese suficiente para mantener un mínimo grado de confort en el interior de su domicilio. “Vaya, sí que están mal las cosas desde que China compró por adelantado todas las reservas de Arabia y Rusia”, pensó.

También había un comunicado de la empresa: para reactivar su plan de carrera le habían inscrito en un curso de mandarín y en otro de computación cuántica. “¡Apasionante!”, se dijo, irónico.

Cuando por fin llegó a su piso le apeteció salir al balcón a fumar un cigarro, pero enseguida tuvo que meterse de nuevo y tumbarse en el sofá… la imagen del enfermo de cáncer de garganta que había impresa en su paquete de tabaco le había mareado.

Así, mirando al techo, es como recordó que de niño esperaba con todas sus ganas llegar a ser mayor sobre todo por una cosa: …para que nadie le dijera lo que tenía que hacer.

20131110-231915.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: