Primeras veces

17 May

Los olores. Los colores. Los sabores.

La voz de papá y mamá.

Las manos de los abuelos.

La música.

Las palabras.

Gatear.

Caminar.

Correr, herirte las rodillas.

Los dibujos animados.

El primer día de colegio: la profesora, los compañeros, el comedor.

El patio, el parque: los amigos, los enemigos.

Las vacaciones: el mar, el pueblo.

Aprender a montar en bici.

Dibujar.

Nadar.

El reencuentro, otro curso, los ciclos, las estaciones, el tiempo, la Navidad y los regalos.

Aprender a leer.

Los números.

Escribir.

Las profesiones.

El primer diente que se te cae.

La naturaleza, la ciudad.

Los países, otros idiomas.

La ciencia, la historia.

La primera chica que te gusta.

Los videojuegos.

“La historia interminable” y mil libros más. No quieres ser jamás como los hombrecillos grises de Momo.

La primera muerte de alguien conocido.

El cielo nocturno lleno de estrellas en verano, enseñándote lo pequeño que eres.

El álgebra.

La tabla periódica.

La primera vez que te afeitas, sin demasiada necesidad.

La primera polución nocturna.

La primera cerveza.

 La primera calada.

El primer beso.

¿Es amor o es sexo? son endorfinas, y son lo mejor.

El gran examen y la elección de tu carrera.

El carnet de conducir.

Los viajes con amigos, la fiesta permanente.

La termodinámica, la hidráulica y los tensores.

Las ecuaciones de Maxwell.

La economía, y la política, comprender mejor el mundo.

El extranjero.

Muchas más endorfinas.

Elecciones a delegado de curso.

El proyecto fin de carrera.

El primer trabajo: primer jefe, primer proyecto.

La conoces a ella: endorfinas y complicidad.

La boda.

El partido, primera colaboración en elecciones.

Cambio de trabajo, ambición, capacidad.

Paternidad: ilusión pero también el peso de la responsabilidad.

La hipoteca.

Primera candidatura, concejal.

Primeros compromisos electorales cumplidos, satisfacción.

Viejos amigos se acercan, advenedizos, punto de inflexión.

Primera mordida, “todo el mundo lo hace, la dirección está al tanto, ¿es que no te apetece cambiar de coche?”

Inauguraciones, prensa, radio y televisión, para bien.

Elecciones, tu foto en los carteles.

Fiestas, contactos.

Consejero, primer caso gordo: 5% del precio de licitación para el partido, 2% para ti.

Casas en la costa.

Elecciones, drogas para aguantar la campaña.

Alcaldía, más licitaciones, mucho más dinero.

Suiza, ¡qué país tan limpio!

La traición.

Primer juicio, prensa, radio y televisión, para mal.

El embargo y la ruina. 

Primera noche en la cárcel.

Los vis a vis, el patio.

El divorcio.

La soledad, el silencio del teléfono.

La correa del cinturón.

El salto desde el taburete.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: