El último empleado

1 Mar



Intentó parecer relajado, aunque estaba muy tenso, no sabía cómo iba a reaccionar. Apuró el vaso, se aflojó el nudo de la corbata, y se situó frente al espejo, dispuesto a dirigirse a sí mismo el discurso que había preparado:

“Señor Presidente, le he convocado para transmitirle una dolorosa circunstancia que le afecta en primera persona. Como bien sabrá, este grupo empresarial tiene más de 250 años de historia. Evidentemente fue fundado por humanos, pero hace ya más de medio siglo que se empezaron a automatizar las tareas menos complejas y más tediosas para nuestros empleados: en un principio fueron la recogida de frutos en la división agrícola, o la disposición de efectivo en cajeros automáticos en la rama financiera. A los pocos años la gestión de incidencias, o el sistema de compras para el departamento de suministros, cuyos programas actuales realizan miles de comparativas de precios por segundo en los mercados internacionales. Recientemente usted mismo aprobó llegar con este proceso de reemplazo a los puestos más difícilmente imaginables, como los creativos del departamento de marketing, que fueron sustituidos por algoritmos. Hoy, en pos de  la persecución eterna del mejor dividendo para los accionistas, hemos de prescindir de mis/sus servicios como Presidente Ejecutivo del holding. De ahora en adelante será un replicante dotado de inteligencia artificial quien marque las directrices y tome de manera objetiva y sin prejuicios las decisiones que gobiernen esta empresa. No obstante, como en el caso de los anteriores afectados por estas medidas, y tal y como dicta la Ley Orgánica 8/2025 de Garantía de la Paz Social,  gozará usted de un salario de subsistencia del 40% del percibido hasta hoy. Espero que se haga cargo de las ventajas que esto reporta a la que hasta hoy ha sido su casa, le ruego que no se tome la noticia como algo personal, y créame cuando le digo que este autodespido me duele tanto como a usted.”

Anuncios

Progreso

18 Feb

Yo, Lucio Craso Bruto, pretor de la Italia Suburbicaria, en pro de la agilidad en la creación de los nuevos asentamientos urbanos que el Imperio requiere, y confiando plenamente en las garantías de las iniciativas militar y privada que, con el ímpetu pero también con la prudencia que las caracterizan, velarán por el buen hacer en la planificación y construcción de colonias, dictamino la abolición de la necesidad de elaborar análisis de riesgos previos a la elección de nuevas ubicaciones en las que edificar, análisis cuyo único resultado hasta el momento ha sido el ralentizar y entorpecer el progreso y la expansión de nuestra gran civilización al tiempo que el Collegium Pontificum y sus ingenieros se enriquecían cartografiando zonas amenazadas por improbables corrimientos de tierra o incendios, o elaborando estériles estudios de inundabilidad, por citar algunas de sus malversaciones. 

 Y para que así se obre, firmo el presente edicto en Pompeya el 22 de Agosto del año 832 ab urbe condita.

IMG_2638

Introspección

30 Ene

Dime, ¿no me echas de menos?, soy tú, eres yo, ¿no te echas de menos?.

¿Cuándo fue la última vez que, simplemente, paseamos juntos por la calle mirando la ciudad, a la gente, los edificios, las nubes, o pensando en Babia?

“qué buena está esa tia (…) aquella librería es nueva (…) hoy el cielo está limpio y el aire huele a sierra (…) me encanta el otoño en Madrid (…) ¿cómo te ves en ese espejo?, mejor no haber mirado, cada vez hay menos pelo ahí arriba”.

Diálogos (¿monólogos?) silenciosos, interiores, entre tú y yo, entre yo y yo.

Ya no me hablas, siempre hay mensajes de whatsapp que contestar, correos, comentarios en facebook; la puta pantalla que te comunica con el mundo te incomunica contigo mismo, porque basta que haya 30 segundos de espera por delante para sacarla: en el andén, aguardando el ascensor, o en un semáforo.

Lo pasábamos bien antes, mirando al techo en la cama, o en los viajes, viendo el paisaje veloz por la ventanilla, y monologando.

¿Será una etapa y volveremos a pasar más momentos juntos, o nos habremos vuelto zombies hiperconectados para siempre?

IMG_2160

Francisco Nicolás Gómez-Iglesias sobre el pico del petróleo

31 Oct

Reflexiones del futuro presidente del gobierno y émulo de Berlusconi desde su reclusión:

“No creo en las teorías de la conspiración, porque éstas requieren de una mano negra manejando los hilos tras el biombo. En lo que creo es en la estupidez de los individuos, cuyo sumatorio da como resultado una sociedad autoguiada por la estulticia, desde las bases hasta la élite: un sistema no controlado, pero hackeable fácilmente por un solo individuo. ¿Que nadie relaciona esta crisis económica con el peakoil?, para mí está claro: desinterés y ceguera, nada de maldad”.

IMG_9798-0.JPG

Investigación etnográfica sobre las fórmulas de Peter

12 Sep

Los directivos de una gran corporación conforman uno de los sistemas más complejos de analizar, y a la vez más divertidos, son en realidad el sueño de un científico. Unos pocos centenares de personas pertenecientes a la élite de una estructura piramidal, interactuando, compitiendo, luchando por lograr el favor de su rey o individuo alfa, y luchando también por ampliar sus respectivos condados y señoríos frente al resto de vecinos (aunque nuestros favoritos sean aquellos que hacen crecer sus dominios conquistando tierra incógnita gracias a la innovación, abundan más quienes apuñalan y se reparten las prendas del cadáver, al estilo renancentista). Son mentes hiperdotadas, no hay duda, pero justo por eso sorprenden más algunas de sus reacciones: celos por un email con información confidencial, rabia por el éxito del competidor, frustración de proyectos por ser heredados y no propios, etc.

En el laboratorio Laurence J. Peter se utilizan las últimas tecnologías de phising y escucha activa para provocar todas estas reacciones de manera intencionada sobre una muestra de sujetos reales que creen que están respondiendo a correos y llamadas de su entorno corporativo, tras las cuales se halla en realidad un equipo de expertos apoyados por los más sofisticados algoritmos de encabronamiento. Los resultados de la investigación serán empleados para crear un scoring que combine las variables ‘hijoputez’ y ‘genialidad’, cada directivo podrá ser pronto clasificado según su ‘puntuación Peter’ de maquiavelismo. Este dato complementará a la posición en la lista Forbes, y de manera agregada se publicará también la valoración de las empresas.

En el próximo ejercicio se prevé el lanzamiento de la versión de análisis de dinámicas internas para partidos políticos y gobiernos.

IMG_8828.JPG

OS

30 Jul

Todos los electrodomésticos de casa tienen un sistema operativo inteligente. Hace unos meses la lavadora se enamoró del frigorífico, y mantuvieron una relación durante unas semanas, hasta que ella se dio cuenta de que en realidad tenía mucho más en común con el lavavajillas. Ahora el frigorífico se bebe mis cervezas y me da mucho el coñazo con el asunto de la lavadora, no consigue superarlo. Yo ya les he amenazado a todos con que si no vuelven a la normalidad los formateo y les instalo una versión de OS menos sofisticada, pero en realidad no tengo valor para hacerlo, sería como asesinar a unos compañeros de piso. Así que hoy he ido a la tienda y he estado haciendo entrevistas a varios modelos de Thermomix, pensando en organizarle a mi amigo una cita a ciegas… pero nada más oir la forma en que ella describía los ingredientes y medidas de una vichysoisse, la sensibilidad con que hablaba de las texturas conseguidas con sus múltiples funciones, y la manera en que me ha prometido enseñarme al fin a hacer natillas, se ha encendido en mi interior una llama que llevaba apagada desde aquella breve aventura con la aspiradora. Vuelvo a estar de nuevo vivo y sé que lo que siento es real, tan real y físico como sus circuitos.

20140731-005046-3046008.jpg

Amor materialista.

1 Jun

“Existe una nueva versión de esposa, instale esposa 3.0 en su dispositivo pulsando aceptar (250.000€, impuestos incluidos) y a continuación reinicie el sistema”. La notificación no le cogió por sorpresa, estaba a punto de cumplir los 50 y recordaba muy bien el momento en el que, hacía diez años, había sustituido esposa 1.0 por la versión 2.0 con la ilusión propia de la crisis de los 40. ¿Cómo se podía haber equivocado tanto entonces?. En esta ocasión sintió dos cosas: nostalgia por la primera de todas, novia versión beta -con todos sus cuelgues y errores, pero con la frescura de la primera vez- y frustración, por no poder permitirse de nuevo cambiar de versión.

20140601-154123-56483316.jpg

20140601-154122-56482605.jpg

20140601-154123-56483085.jpg

Experimento consistente en intercalar frases vacías de Paulo Coelho y fotografías de niños trabajadores

18 Mar

¿positivismo anestesiante?, ¿consuelo motivacional?, veamos qué tal contrastan los manuales de autoayuda con el realismo crudo:

“Cuando quieres realmente una cosa todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla”

20140318-233355.jpg

“La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante”

20140318-233505.jpg

“Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo.”

20140318-233641.jpg

“Todos los dias Dios nos da un momento en que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. El instante mágico es el momento en que un sí o un no pueden cambiar toda nuestra existencia”

20140318-235219.jpg

Ficción

12 Feb

En Bob Esponja hacen fuego y llueve debajo del mar. En los dibujos de Disney conviven un perro cuadrúpedo y mudo con otro bípedo y parlanchín. Pocoyó y Espinete no parecen tener padres, pero al fin y al cabo son muñecos… las que de verdad deberían recibir atención de los servicios sociales son Heidi y Pippi Langstrump. Los patos, en fin… los patos no hacen más que inculcar mala hostia: Lucas, Donald o Pato de Pocoyó son unos verdaderos amargados, igual que calamardo… ¿Y con este panorama general está usted rechazando rodar la magnífica historia del caballito marine?, ¡amoshombre!

20140213-001816.jpg

Torpeza

21 Nov

“Mira que se lo dije, una y otra vez, y sobre todo le dije que no lo hiciera si había niños delante. Tenía que fijarse bien no hubiera una excursión de algún colegio en el andén, pues esa línea lleva hacia la zona de los museos. O algún pequeño de la mano de su padre. Ellos no tienen que ver estas cosas, podrían marcarles para toda la vida. Una cosa es que no respetes la más mínima regla del buen gusto -personalmente no sé cómo le dirijo la palabra a alguien que descoordina el color de los zapatos con el del cinturón- y otra muy distinta, y mucho más grave, es que le causes a un infante un trauma de por vida. Además está lo otro: la cuestión de la chapuza. Joder, que hay que hacer las cosas bien, aunque sea lo último que hagas… o precisamente, por ser lo último que hagas. Si solo hay que pensar con lógica coño, Miguel: está claro que si quieres suicidarte tirándote al metro tendrás que fijarte por qué boca del túnel va a salir, o más bien va a entrar, a la máxima velocidad, la locomotora en la estación. Se lo dije, hablando de esto y de lo otro. Pues él nada, en la otra punta del andén, cuando el tren ya casi había frenado del todo, va y se tira ¿¿será inútil, hostias??… ya son ganas de hacer el ridículo”

Murmuraba todo esto mentras empujaba la silla de ruedas con Miguel en su armadura de escayola. Absorto en su cabreo, no se fijó al cruzar… y tuvo que ser un autobús turístico de dos pisos con un viaje de estudios a bordo quien rematase el trabajo mal hecho, acabando con los dos.

20131121-231516.jpg

A %d blogueros les gusta esto: